Falafel casero y muy fácil

Falafel casero y muy fácil, sencillo y buenísimo. El falafel es una croqueta de garbanzos o de habas; en mi caso de garbanzos, especiada y  sin nada de carne.

Una receta de Oriente medio pero que ya es conocida por todo el mundo y sobre todo por los veganos.

Estas albóndigas o croquetas de garbanzos suelen acompañarse de salsa de yogur o tahín, a modo de bocadillo con pan de pita y verduras y/o vegetales o también a modo de entrante.

Una receta que si no habéis probado os aconsejo que lo hagáis porque seguro que os encanta.

Vídeo receta; falafel casero y muy fácil:

Falafel casero y muy fácil

Dificultad: muy fácil                   Raciones: 20 – 25 unidades                Tiempo: 20 minutos

Ingredientes:

  • 300 gr de garbanzos en seco
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Un manojo de cilantro fresco
  • 1/2 manojo de perejil fresco
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de levadura química o polvos de hornear
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimenta
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • Salsa de yogur (opcional)

Salsa de yogur

  • 1 yogur natural o 125 gr
  • Sal y pimenta
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Perejil o cebollino fresco
  • Aceite de oliva

Elaboración del falafel casero y muy fácil:

Lo primero que tenemos que hacer es poner en remojo los garbanzos durante 24 horas, en abundante agua fría.

Escurrimos bien los garbanzos intentando que no tengan nada de agua.

Picamos los garbanzos en una picadora o procesadora de alimentos hasta obtener una especie de pan rallado. No debemos de pasarnos ya que no queremos que se forme un puré o una crema pastosa.

Echamos los garbanzos picados en un cuenco grande.

En la misma picadora, no es necesario limpiarla, metemos la cebolla cortada en trozos y el ajo y además el cilantro deshojado y limpio, y el perejil igual y picamos bien. Sin pasarnos para que no suelten agua.

Incorporamos la mezcla anterior a los garbanzos y mezclamos bien.

Salpimentamos la mezcla y le añadimos el comino y la levadura y terminamos de mezclar.

Por último el pan rallado, añadiremos más o menos en función de la cantidad de agua que tenga la mezcla, no debe resultar seca o harinosa pero tampoco tiene que soltar agua.

Con la ayuda de una cuchara cogemos porciones de masa, siempre la misma cantidad, y le damos forma, ya sea redondeada o aplastando un poco. Vamos colocando en un plato.

Si no los vais a freír al momento podéis guardar la masa y a la hora de comer darles forma y cocinar o también podéis congelar los falafels sin freír.

Calentamos abundante aceite caliente, y cuando esté casi humeante bajamos un poco el fuego y freímos por tandas el falafel casero y  muy fácil.

Doramos por un lado y luego por otro.

Y sacamos a un plato con papel absorbente de cocina para quitar el exceso de aceite.

Podemos servir el falafel con verduras u hortalizas o comer como un bocadillo y acompañar con una sencilla salsa de yogur.

Para la salsa de yogur tan solo mezclamos este con sal, pimienta, unas gotas de zumo de limón y un buen chorro de aceite de oliva; terminamos con perejil fresco o cebollino.

Y listo, no necesitamos nada más para tener un delicioso plato de falafel casero y muy fácil.

Como siempre espero que os haya gustado esta receta del falafel casero y muy fácil.

Sabéis que si queréis ver todas mis novedades y noticias me tenéis que seguir a través de mi Facebook Cocineraymadre, además os animo a que participéis en mi grupo Cocinando con Rosa, cocineraymadre y preguntéis vuestras dudas o compartáis vuestras propias recetas y trucos de cocina.

También podéis verme en mi CANAL YOUTUBE, y si os gusta SUSCRIBIROS.

Share

Otro video de mi canal Rosa Cocinera y Madre:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *