Potaje de vigilia

El potaje de vigilia es un guiso de garbanzos que tradicionalmente se come en Semana Santa, aunque hoy en día cualquier momento es bueno ya que es un plato de lo más completo y energético, y por supuesto de lo más sabroso.

Un plato de cuchara a base de garbanzos, bacalao y espinacas y mucho más, ya que en cada casa tienen su secreto, yo te cuento los míos para que os quede un guiso espectacular de esos que aunque une este lleno repite porque está buenísimo.

Os dejo una video receta que os puede interesar.

Video receta de las alubias con almejas:

Potaje de vigilia

Dificultad: fácil             Raciones: 4-6 personas             Tiempo: 50 minutos en olla a presión 

Ingredientes:

potaje-de-vigilia 1

300 gr de garbanzos

1 diente de ajo

1 cebolla mediana

1 zanahoria

100 gr de espinacas, yo he utilizado congeladas.

100 gr de bacalao desalado y desmigado

1 huevo cocido

2 rebanadas de pan duro

Sal, aceite de oliva y agua.

Elaboración:

potaje-de-vigilia 5

Tenemos que empezar por poner los garbanzos en remojo en agua fría la noche anterior.

Al día siguiente cortamos las verduras lo más fino posible y las ponemos a rehogar en una cazuela o en la olla a presión con un poco de aceite y sal; cuando empiecen a coger color añadimos los garbanzos escurridos, que ya teníamos en remojo, y cubrimos con agua; ponemos a cocer si lo hacemos en olla rápida unos 40 minutos aproximadamente, si lo hacéis en una cazuela normal tardareis unas 2 horas o algo más. También tenéis la opción de comprarlos ya cocidos y ahorraros este paso.

Mientras se nos hacen los garbanzos cocemos el huevo en agua con sal unos 10 minutos, refrescamos, pelamos y separamos la yema de la clara y reservamos.  Además partimos el pan a grosos modo y lo freímos en aceite hasta que este bien dorado, sacamos escurrimos de aceite y reservamos.

Con la ayuda de un mortero majamos el pan y huevo cocido hasta hacer una pasta.

Una vez que tenemos los garbanzos ya cocidos le añadimos las espinacas,  el bacalao y el pan y la yema que ya teníamos machacados; dejamos hervir el conjunto unos 5 minutos y rectificamos de sal si fuera necesario y en el último momento le incorporamos la clara de huevo cortada en trozos. Y listo para comer.

A esta receta también se le suelen añadir unas almendras que al igual que el pan se fríen y se machaca en el mortero.

potaje-de-vigilia 4

 

Ya sabéis que queréis ver todas mis novedades y noticias me tenéis que seguir a través de mi Facebook Cocineraymadre, además os animo a que participéis en mi grupo Cocinando con Rosa, cocineraymadre y preguntéis vuestras dudas o compartáis vuestras propias recetas y trucos de cocina.

También podéis verme en mi CANAL YOUTUBE, y si os gusta SUSCRIBIROS.

 

Share

Otro video de mi canal Rosa Cocinera y Madre:

Un comentario en “Potaje de vigilia

  1. ¡Qué guiso más rico, por favor!
    Mi madre también me enseñó a añadirle ese majado de huevo y pan, y la verdad es que le da un toque muy muy bueno.
    Con un buen plato de este guiso y un poco de pan, ya no necesitas nada más para disfrutar de un almuerzo de campeones 🙂
    ¡Feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *