Rosquillas de nata muy fáciles

Sin lugar a dudas Cuaresma y Semana Santa son época de torrijas, buñuelos y rosquillas por excelencia, en esta web tenéis muchas recetas que quedan perfectas y hoy os traigo otra nueva; unas deliciosas rosquillas de nata muy fáciles y con muy pocos ingredientes.

Estas rosquillas de nata muy fáciles se preparan en un momento y quedan genial, nada empalagosas, esponjosas y muy ricas.

Vídeo receta; rosquillas de nata muy fáciles:

Rosquillas de nata muy fáciles

Dificultad: muy fáciles                    Raciones: 15 – 20 unidades          Tiempo: 15 minutos

Ingredientes de las rosquillas de nata muy fáciles:

  • 1 huevo M
  • 125 ml de nata o crema de leche con un 35% de materia grasa
  • 50 gr de azúcar
  • la ralladura de 1 limón
  • 260 gr de harina común de trigo
  • 8 gr de levadura química o polvos de hornear
  • Una pizca de sal
  • Aceite para freír
  • Azúcar para pasar las rosquillas una vez fritas (opcional)

Elaboración de las rosquillas de nata muy fáciles:

En un cuenco amplio batimos el huevo, le añadimos la nata, el azúcar y batimos hasta que esta última esté disuelta.

Lavamos el limón, lo secamos de nuevo y rallamos de nuevo sobre la nata.

Por otro lado mezclamos la harina, con la levadura y una pizca de sal.

Vertemos la mezcla seca sobre los líquidos y con la ayuda de una cuchara mezclamos hasta que no podamos hacerlo más.

Pasamos la masa de las rosquillas de nata muy fáciles a una superficie limpia, mezclamos y amasamos hasta obtener una masa lisa y uniforme, se hace en un momento.

Tapamos la masa con un paño húmedo y dejamos que repose durante unos 15 minutos.

Después del reposo damos forma a las rosquillas de nata muy fáciles.

Cogemos pellizcos de masa, hacemos un cilindro sobre la mesa; ya veréis que no es necesario ni añadir harina o aceite a la masa se estira perfectamente; juntamos las puntas bien, uniéndolas perfectamente y formando las rosquillas.

Os saldrán 15 o 20 unidades en función del tamaño.

Ponemos abundante aceite a calentar, cuando esté caliente dejamos a fuego medio y vamos friendo por tandas las rosquillas.

Dejamos que se doren por ambos lados y retiramos a un plato con papel absorbente de cocina para quitar el exceso de aceite.

Una vez frías las tendremos listas para comer, si os gustan más dulces; ya que apenas estas lo son; podéis pasar por azúcar antes de que estas se enfríen del todo.

Y listas para comer.

Como siempre espero que os haya gustado este rosquillas de nata muy fáciles.

Sabéis que si queréis ver todas mis novedades y noticias me tenéis que seguir a través de mi Facebook Cocineraymadre, además os animo a que participéis en mi grupo Cocinando con Rosa, cocineraymadre y preguntéis vuestras dudas o compartáis vuestras propias recetas y trucos de cocina.

También podéis verme en mi CANAL YOUTUBE, y si os gusta SUSCRIBIROS.

Share

Otro video de mi canal Rosa Cocinera y Madre:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *