Croquetas de patatas y bacalao

Estas croquetas de patatas y bacalao o bolitas de patatas si lo preferís, son el entrante o picoteo perfecto para cualquier ocasión, son muy suaves y con un ligero sabor a bacalao lo que las hace perfectas para los más peques de la casa, sobre todo si son un poco reacios a comer pescado.

Ya verás que fáciles y resultonas y además se pueden congelar que seguro que os va a venir muy bien. ¿A qué si?

Video receta de las croquetas de patatas y bacalao:

Croquetas de patatas y bacalao

Dificultad: fácil             Raciones: 25-30 unidades       Tiempo: 40 minutos más reposo

Ingredientes para unas 30 unidades aproximadamente:

croquetas-de-patatas-y-bacalao 2

1200gr de patatas

250 gr de bacalao

2 huevos

2 dientes de ajo

Aceite para freír

Un poco de harina

Sal y agua

Elaboración:

croquetas-de-patatas-y-bacalao 4

Tenemos que empezar por limpiar muy bien las patatas, si es necesario utilizar un cepillo para limpiar la piel, después las ponemos a cocer en abundante agua con sal y junto con el bacalao, siempre y cuando este sea fresco o ya este en su punto de sal, si está en sal ponerlo a desalar 24 horas antes en agua fría con un poco de sal y cambiando el agua cada 8 horas aproximadamente. Una vez que empiece a hervir dejamos cocer unos 30 minutos hasta que las patatas estén bien cocidas.

Sacamos del agua tanto en bacalao como las patatas y cuando estas últimas estén atemperadas las pelamos y las trituramos ya sea pasándolas por un pasapuré o con un tenedor hasta hacer un puré.

Le añadimos el pescado desmigado mezclamos bien y le añadimos un poco de sal.

Por otro lado pelamos los ajos y los doramos en un poco de aceite, cunado estén bien dorados retiramos y majamos en un mortero con un poco de sal. Se lo añadimos a las patatas.

Ahora separamos las claras de las yemas y añadimos una a una las yemas al puré y hasta que no haya admitido la primera no echamos las segunda.

En este momento montamos las claras con una pizca de sal a punto de nieve hasta que estén bien fijas; y se las incorporamos a la masa de las croquetas de patatas y bacalao, mezclamos bien y guardamos en el frigorífico hasta que este bien fría unas 2 horas.

Cuando la masa este ya bien fría hacemos bolitas con ella, nos manchamos las manos de harina y con la ayuda de una cuchara vamos cogiendo la masa y la damos forma; colocamos las croquetas en una bandeja con un poco de harina, y guardamos un rato en el frigorífico.

Calentamos abundante aceite y freímos en ella las croquetas, si se os han pegado un poco tan solo tendréis que darles un repaso con un poco de harina para que recuperen su forma; sacamos a un papel absorbente para quitar el exceso de aceite y las tenemos listas para comer.

croquetas-de-patatas-y-bacalao 3

Ya sabéis que queréis ver todas mis novedades y noticias me tenéis que seguir a través de mi Facebook Cocineraymadre, además os animo a que participéis en mi grupo Cocinando con Rosa, cocineraymadre y preguntéis vuestras dudas o compartáis vuestras propias recetas y trucos de cocina.

También podéis verme en mi CANAL YOUTUBE, y si os gusta SUSCRIBIROS.

Share

Otro video de mi canal Rosa Cocinera y Madre:

5 comentarios en “Croquetas de patatas y bacalao

  1. Hola con respecto al bacalao no estoy segura si lo utilizas seco. Lo que pasa es que en México no se consigue de otra forma. Aquí el problema es que hay que desalar e ignoro que este proceso altere el sabor, o inclusive , la consistencia p hacer las croquetas. Gracias y espero tu respuesta!

    1. Hola Mauricia, lo puedes hacer perfectamente con bacalao seco o salado como lo llamamos aquí y tan solo tendrás que hidratarlo antes o desalarlo, 24 horas en agua fría con un poco de sal y cambiando el agua cada 8 horas. Después haces la receta normal y te quedarán riquísimas.

  2. Hola buenos días;
    Estas croquetas tienen que estar estupendas, les encantarían a mis nietos. ¿Crees que se podrán congelar?.
    Es que nunca se con tiempo cuando vienen, así que las tengo que tener preparadas.
    He estado «paseando» por tu blog y me parece estupendo.
    Muchas gracias, un saludo

    1. Hola María Dolores; claro que se pueden congelar una vez rebozadas congeladas en un bandeja bien estiradas y cuando se hayan congelado las puede recoger en un tuper.

Responder a Rosa Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *