Patatas bravas caseras

No podía faltar en mi recetario esta receta de patatas bravas caseras uno de los platillos, raciones o tapas más populares de España.

En cada casa o establecimiento se hacen de una forma, todos tienen sus  pequeños secretos, pero yo, os voy a dejar mi receta; la verdad es que es muy sencilla y no tiene ningún  misterio excepto todo el cariño que le pongo a la cocina, eso sí.

El punto de picor lo pones tu, por que creo que cualquiera de los que me veis en México y que por cierto ya sois muchos, os parecerá que esta salsa no pica nada, ya lo se… bueno cuanto más cayena más picante, además para los más atrevidos le podéis añadir unas gotas de tabasco o ese picante que más os agrade y que le irá perfecto a la salsa.

Además yo le he añadido un poco de mahonesa y es que si por mi fuera y no tuviera esos kilitos de más, je je …le añadiría a todo mahonesa casera, lo siento, no lo puedo evitar, aunque me controlo no creáis.

Vídeo recetas; patatas bravas caseras:

Patatas bravas caseras

Dificultad: fácil            Raciones: 4-6         Tiempo: 20 minutos           Sin gluten

Ingredientes:

 

  • 3 patatas medianas, mejor si es patata nueva o temprana.
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo medianos
  • 2 cayenas medianas
  • 1/2 cucharada de pimentón picante
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Salsa de tomate casera
  • Sal
  • 1 huevo entero
  • 1 chorrito de vinagre
  • 200-250 de aceite de oliva suave.

Elaboración:

Empezamos cascando las patatas en dados medianos, es decir cortamos las patatas con el cuchillo casi del todo para al final las rompemos, que chasquen.

Las vamos a cocer sumergidas en aceite de oliva y a fuego medio bajo, para que se confiten en el aceite y se queden blanditas, cuando ya estén blandas subimos el fuego a máximo y dejamos que se doren. Sacamos, escurrimos bien y salamos.

Mientras se nos hacen las patatas, que nos va a llevar un rato 20 aproximadamente, vamos ha preparar la salsa brava.

Cortamos los ajos en láminas y los doramos en un dedo de aceite de oliva, cuando empiecen a coger color añadimos la cayena, seguido y ya fuera del fuego la 1/2 cucharadita de pimentón.

Removemos para que el pimentón no se queme y rápidamente le echamos el vino blanco.

Ponemos de nuevo al fuego y dejamos cocer el conjunto y que reduzca a la mitad y le incorporamos nuestra salsa de tomate, dejamos que vuelva a hervir y retiramos del fuego.

Trituramos la salsa y rectificamos el punto de sal.

Para la mahonesa; echamos en el vaso de la batidora, el huevo, un chorrito de vinagre o zumo de limón, sal y tres dedos de aceite y batimos con la batidora, cuando se haya mezclado bien le vamos añadiendo más aceite poco a poco hasta conseguir el espesor adecuado.

Ahora colocamos en un plato las patatas calientes, le añadimos un poco de mahonesa (realmente es opcional) y terminamos con una buena capa de salsa brava; y por fin tendremos listas nuestras patatas bravas caseras.

Ya veréis que delicia, sencilla y económica.

Espero que disfrutéis con estas ricas y tentadoras patatas bravas caseras, como veis son muy sencillas y están de vicio.

Como siempre espero que os haya gustado esta receta de los patatas bravas caseras.

Sabéis que si queréis ver todas mis novedades y noticias me tenéis que seguir a través de mi Facebook Cocineraymadre, además os animo a que participéis en mi grupo Cocinando con Rosa, cocineraymadre y preguntéis vuestras dudas o compartáis vuestras propias recetas y trucos de cocina.

También podéis verme en mi CANAL YOUTUBE, y si os gusta SUSCRIBIROS.

Share

Otro video de mi canal Rosa Cocinera y Madre:

2 comentarios en “Patatas bravas caseras

Responder a Cecilia Quiñónez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *